• Al consumo del cacao y el chocolate se le reconocen múltiples beneficios para la salud, según investigaciones científicas. El cacao posee aminoácidos que favorecen la producción de un neurotransmisor, la serotonina, llamada “hormona de la felicidad”, un mensajero químico que promueve sensaciones placenteras. También cuenta con feniletilamina, compuesto relacionado con las anfetaminas y la anandamina,que activa receptores cerebrales relacionados con eldisfrute. Su ingesta contribuye a mejorar la memoria y protege a las células cerebrales del deterioro neuronal.
  • Sus antioxidantes naturales, mayores a los del té verde, se asocian a la prevención de diversas patologías causadas por “estrés oxidativo”, como el cáncer y las patologías cardíacas.
  • Los flavonoides del cacao, además, aumentan la producción de óxido nítrico, un elemento que ayuda a controlar los niveles de insulina en sangre y, por lo tanto, a prevenir la diabetes.
  • El consumo de chocolate negro afecta positivamente el metabolismo al incrementar la concentración del llamado “colesterol bueno”, además de contener componentes químicos que facilitan una mayor fluidez de la sangre, lo cual beneficia al equilibrio de la presión sanguínea.
  • La ingesta regular de chocolate se corresponde con una tendencia a la delgadez corporal, según un estudio que evaluó la relación entre la dieta, el consumo de calorías y el índice de masa corporal.
  • Saborear un chocolate invita a un momento íntimo y de gozo, activando la zona del cerebro correspondiente al relax y al placer, y estimulando la irrigación sanguínea.
  • Contiene una variedad de minerales y vitaminas que garantizan una buena nutrición: entre otros, calcio, fósforo, magnesio, hierro, zinc y cobre, elementos esenciales para el buen desempeño de funciones orgánicas como el crecimiento.